martes, 17 de mayo de 2011

Volveré pronto....


Hola chicas!

Hace unos días me prometí reservarme un ratito para actualizar esta semana, pero el domingo me llevé dos malas noticias que ahora mismo me impiden pensar en poder escribir algo decente o enseñaros algo de interés.
No soy muy amiga de contar cosas tan personales de forma "pública" y esta entrada es algo atípica, pero en fin, allá voy....las malas noticias se podrían traducir en una llamada fatídica el domingo que me informó de que mi hermana y mi abuelo están en un estado de salud bastante delicado :(

Estas navidades nos enteramos de que a mi abuelo, a sus 88 años, le habían diagnosticado un cáncer de garganta. En parte fue como un jarro de agua...helada, pero por otro lado no resultaba extraño teniendo en cuenta su historial de fumador (a pesar de haber dejado sus malos hábitos hace 30 años).
Los médicos fueron sinceros, pero nosotros nos centramos en que la realidad podía ser compatible con algo de esperanza, además mi abuelo es un tipo fuerte, siempre ha sido aquel hombre reservado en contra del mundo, con un carácter indestructible que a veces le hacía ser demasiado duro para darte un abrazo...pero que el día menos pensado te pedía que te quedases a ver el fútbol con el y compartía sus galletas, o te contaba chistes de su querido Gila que solo le hacían gracia a el...pero era su forma de decir te quiero y de decir que se sentía bien contigo, con todos.
Ese carácter se perdió cuando le operaron hace algunos meses y la intervención y la radioterapia han dejado solo un leve hilo de voz de ese hombre de hierro, de mi abuelo Ironman.
El domingo mi madre me llamó para decirme que la operación, recuperación y radioterapia no han evitado que el cáncer se siga extendiendo a toda velocidad y que la esperanza está bien, pero no siempre funciona :(

Ese mismo día mi hermana le contó que está esperando una operación urgente, no quiso decírselo antes para no disgustarla más, ni a ella ni a nadie. Hace más o menos poco, en una de sus revisiones por sus problemas con el tiroides (lleva dos operaciones sin demasiado éxito para mejorar su situación) le detectaron un "bulto" al que en principio no le dieron demasiada importancia...pero la semana pasada vieron que ese bulto había crecido considerablemente y con ello la salud de mi hermana se había venido abajo. Esta semana tiene cita con el cirujano, no era un bulto normal, no era algo que le suela pasar a alguien de su edad :(

A veces sin saber por que, este tipo de cosas te tocan a ti, o a la gente que quieres...y en ocasiones por partida doble. Nadie hace nada para merecerlo, simplemente ocurre y es en esos momentos donde debes hacer de tripas corazón y no dejar que el pesimismo caiga sobre ti y los tuyos y arrase con todo. Ahora mismo me duele estar lejos, me duele que les duela, me duele la desilusión. Pero el dolor no arregla nada, solo le gusta acomodarse y quedarse ahí todo lo que le dejas, así que he decidido reservar ese sitio para pensar que va a ser un camino largo pero con el tiempo he aprendido que los caminos largos se llevan mejor con una sonrisa y se que todo va a ir bien, seguro que dentro de un tiempo traeré buenas noticias.

Voy a dejar por un tiempo el blog en stand by, no es un adiós, es un hasta pronto, un "hasta que vuelva con buenas noticias"...pueden ser unos meses o unas semanas...o puede que dentro de poco sienta la necesidad de distraerme enseñando nuevos favoritos (lo prometí), o muestre algún nuevo descubirmiento.
No lo se.
Estos días me falta la inspiración para hacer muchas cosas y sin embargo no puedo darme un respiro, pero en cierta forma no parar me va a ayudar. Pronto estaré con la familia, me hace mucha falta ver a todo el mundo y pienso llevarles un cargamento de "quita-preocupaciones", se lo merecen, todos.

En fin...siento la parrafada, me ha salido sola, pero en resumen...prometo que volveré por aquí en unos días y quiero daros las gracias a todas por leerme y por comparttir vuestro tiempo conmigo, os lo agradezco de verdad :)

Hace un rato he estado viendo uno de esos monólogos de Gila que tan poco me gustan, pero deben tener algo... porque sin saber como, enseñaron a un hombre solitario y gruñón a regalar cariño muchas tardes.
Este era su favorito, va por el, por mi abuelo de hierro.

8 comentarios:

  1. Un besazo enorme para tu hermana y tu abuelo, y otro igual de grande para ti, muchísimo ánimo de verdad!!

    ResponderEliminar
  2. Ains!! Ánimo!! Lucha por tu abuelo, por tu hermana, por ti!! Sigue para adelante porque la vida sólo tiene esa dirección!! Pelea como jamás lo hayas hecho!!

    Te entiendo muy muy bien!! Yo pasé algo similar... a mi madre le dió un infarto cerebral, dejándola una hemiplejía en la zona izquierda. Y mi padre, un ciclista profesional, tuvo un accidente mientras andaba en bici y un coche, dejándola tetrapléjico...

    Así que no te digo nada... Sólo una cosa... LUCHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!

    Un fuerte abrazo!! http://nagoreofizi.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Me he emocionado viendo a Gila, a mi abuelo le encantaba también. A veces la vida viene en rachas de las que nos parece que no vamos a levantar nunca cabeza. Muchísimo ánimo para tí y tu familia, guapa. BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Mucho ánimo. Nos duele más ver sufrir a los demás que sufrir nosotros mismos... Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Ay mi niña,lo siento mucho...ahora he leído esto y me he quedado mal,y yo pensando que estarías liada con tu nueva casa,y que por eso no me contestabas.te mando muchísimo animo y que sepas que me tienes para lo que necesites.un besazo cielo

    ResponderEliminar
  6. Lo siento mucho nena... espero que todo dentro de lo posible vaya bien y cuida mucho de los tuyos disfrutad mucho y bueno ya volveras cuando tengas ganas, mereces lo mejor asi que cuidaos tdos.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Mucho ánimo y mucha fuerza!!!!!!

    ResponderEliminar